Jumping Fences

Acerca de Jumping Fences

 
     
     

Sue Monk y Lachlan Hurse comenzaron a tocar juntos a finales de los setentas, época de agitación política, en el estado adoptado por ellos, de Queensland, encendiéndoles un interés especial en la expresión de ideas políticas a través de la música. De gira por Latinoamérica, en 1979, se encontraron con un fuerte interés por el estilo y el contenido del folclore latino contemporáneo, la nueva canción y particularmente con la nueva trova de Cuba. En los ochentas, formaron el grupo Frontera, mas tarde, Gaviota. Fueron miembros fundadores del Club de Folclore en Brisbane (la peña) y viajaron por Latinoamérica durante 1985, donde tomaron clases de música, se acopiaron de instrumentos musicales, realizaron grabaciones y se reunieron con músicos de allí.

De regreso, Sue y Lachlan se metieron de lleno a escribir canciones sobre la Australia contemporánea, basados en el estilo latinoamericano. Ese material fue la base para la creación de sus trabajos en Jumping Fences (Saltando Vallas), con un crecimiento constante de su repertorio original. En 1996, con la edición de su primer álbum, ‘View from a Wooden Chair’ (Vista desde una silla de madera), pasaron 3 meses en Cuba, estudiando y presentándose en vivo. A lo largo de ese período, crearon fuertes lazos con la nueva generación de cantantes y compositores. Estas relaciones crecieron aún mas, cuando regresaron a Cuba en el 2001, donde tuvieron la oportunidad de presentar su obra en varias ocasiones, incluyendo el teatro Amadeo Roldan y el teatro nacional Piano Bar.

La banda Jumping Fences, en 1998 creó lazos con el movimiento gremial y su proyecto ‘The music shift’, El cambio musical, donde visitaron sitios de trabajo en Brisbane, presentándose en conciertos y escribiendo temas sobre la vida de los trabajadores en su ámbito laboral. Estos lazos se fortificaron cuando tocaron en vivo en las celebraciones del día de mayo en Brisbane, en el 2004, ante una multitud de 10000 sindicalistas.

Mas tarde, ese mismo año, lanzaron el EP “Distant love (no telephone)”, ‘Amor a la distancia (sin teléfono)’, afianzando su estilo especial. Desarrollado también con las relaciones musicales que habían creado con los músicos acompañantes, Michal Postula, James Harper, Peter Baker, Ross Gwyther and Oscar Orellana.

Más allá de su propio repertorio, Jumping Fences compuso también, trabajos para coros, nuevamente, basados en los estilos latinoamericanos. Sus trabajos fueron presentados y grabados por: Canto Coro, The Australian Voices, Brisbane's Lesbian and Gay Pride Choir, and Brisbane's Combined Unions Choir.

Jumping Fences se presentan regularmente en el sur este de Queensland, tocando en festivales folclóricos, conciertos, eventos comunitarios y de apoyo a artistas latinoamericanos que estén de gira. Se han presentado en otras ciudades de Australia y siguen construyendo un amplio repertorio que genera respuestas muy positivas a una variada audiencia. Es evidente su experiencia cuando se presentan en vivo, con arreglos herméticos y una enérgica musicalidad. Su sonido único, une las distancias entre el mundo y la música de Australia y demuestra el potencial del estilo musical de Latinoamérica al ser adaptado en un comentario profundo a la sociedad australiana, desde un punto de vista poco usual.
 

 
 
   

This page was edited last on the 23/10/2007